Los peligros del azúcar en la salud dental

 In Salud dental

¿Qué le hace el azúcar a tus dientes?

Reducir el consumo de azúcar puede tener beneficios generales para tu salud. Las dietas ricas en azúcar se han relacionado con la obesidad y un mayor riesgo de enfermedades cardíacas y renales, derrames cerebrales y diabetes tipo 2, así como problemas óseos y articulares como la osteoporosis.

Cuanta más azúcar consumas en alimentos y bebidas, más aumenta el riesgo de caries y enfermedad de las encías. La caries dental es el problema dental más frecuente en muchos países experimentado por más del 90% de los adultos en algún momento de sus vidas y la enfermedad de las encías es una de las razones detrás de la pérdida de dientes.

Los problemas de salud oral se han asociado con enfermedades en otras partes del cuerpo, como infecciones cardíacas y pulmonares; y neumonía. Vivir con una enfermedad oral también puede afectar el bienestar psicológico y la calidad de vida.

Saber qué le hace el azúcar a tus dientes y cómo ayudar a evitar su consumo excesivo podría ayudarte a tomar decisiones informadas.

¿El azúcar es malo para los dientes?

El azúcar reacciona con la bacteria que vive en la boca. Es el subproducto de esto lo que causa caries, el ácido que pudre los dientes. Mientras más azúcar haya, más ácido se produce.

Básicamente, no es el azúcar en sí mismo lo que daña los dientes, sino las bacterias que viven en la boca y se alimentan de él. Estas bacterias pueden convertir el azúcar en ácidos que pueden disolver gradualmente la capa externa protectora de los dientes (el esmalte). Este es el proceso de caries dental.

Es posible que tengas caries si alguno diente se siente doloroso, más sensible a la temperatura o a la presión al morder, o si notas bandas blancas, amarillas o marrones en los dientes cerca de la línea de las encías.

Si la caries dental no se trata a tiempo, se pueden formar caries que pueden exponer el interior blando del diente (la pulpa), que eventualmente puede infectarse. El dentista podría recomendarte un tratamiento de empaste o una ondodoncia para ayudar a restaurar un diente dañado y eliminar la infección. Si un diente está excesivamente cariado, es posible que haya que extraerle para proteger los otros dientes.

Si las bacterias de los dientes continúan proliferando y se propagan a la línea de las encías, pueden irritar o infectar las encías y provocar enfermedades de las encías (enfermedad periodontal).

En su etapa inicial (gingivitis), la enfermedad de las encías se puede controlar mediante una buena higiene bucal, pero la enfermedad de las encías avanzada generalmente requiere un tratamiento dental profesional para ayudar a prevenir el daño permanente y la pérdida de dientes.

Es posible que tengas enfermedad de las encías si tus encías se ven rojas o hinchadas, sientas picazón, sangres cuando te cepilla los dientes o tienes mal aliento o mal sabor de boca. También es posible tener enfermedad de las encías sin signos de advertencia obvios, por lo que es importante que te hagas controles regulares con tu dentista para que tengas la oportunidad de diagnosticar y ayudar a controlar los problemas de salud bucal antes de que progresen.

¿Estamos consumiendo demasiado azúcar?

El azúcar está naturalmente presente en alimentos como la fruta. Es menos probable que estos azúcares naturales afecten su riesgo de caries dental si sigues una buena rutina de higiene bucal (ten en cuenta que el riesgo de enfermedad dental depende de tus propias circunstancias individuales. Pero el azúcar añadido en ciertos productos puede ser un problema, especialmente cuando se consume en exceso.

La mayoría de las personas consumen demasiado azúcar, unas 14 cucharaditas de azúcar blanco todos los días. Los niños y adolescentes tienden a tener la mayor cantidad de azúcar en sus dietas, con casi las tres cuartas partes de los niños de 9 a 18 años por encima del límite diario recomendado. También tiende a ser una tendencia más frecuente entre los adolescentes, que consumen una media de 92 g al día.

Los niños suelen ser más vulnerables a las caries que los adultos, ya que sus dientes aún se están desarrollando y el esmalte es más suave y más fácil de dañar.

No solo debemos ser conscientes de la cantidad de azúcar que consumimos, sino también de la frecuencia. La frecuencia de consumo es una consideración importante.

Si bebes una botella de dos litros de refresco de una sola vez, eso no es bueno para tu cintura, pero tampoco será bueno para tus dientes. Pero lo que puede ser peor para tus dientes es si bebes durante todo el día. Eso puede ser más perjudicial que un consume durante menos tiempo.

 

Cómo proteger tus dientes del azúcar

Puedes tomar medidas para limitar el consumo excesivo de azúcar:

• revisando las etiquetas nutricionales de todos los alimentos y bebidas que compras, limitando aquellos con alto contenido de azúcar

• tratando de evitar las bebidas azucaradas entre comidas
• tratando no comer ni beber antes de acostarse
• beber agua o enjuagarse la boca después de cualquier merienda o bebida, especialmente si es azucarada
• usando una pajilla o bebiendo rápidamente para ayudar a reducir la exposición de sus dientes a las bebidas azucaradas

 

Independientemente de cuán saludable sea tu dieta, también debes seguir una buena higiene bucal para ayudar a reducir las bacterias y la placa en la boca. Esto puede ayudar a reducir el riesgo de caries y otros problemas.

Los dentistas recomiendan:

• cepillarse los dientes dos veces al día, durante dos minutos cada vez, preferiblemente con pasta dental con flúor

• usar hilo dental una vez al día para eliminar los alimentos y las bacterias de entre los dientes

• beber agua durante todo el día, preferiblemente agua del grifo fluorada

• no fumar o beber alcohol en exceso

• visitas regulares al dentista.

Recent Posts
mitos cuidado dentalestromatitis protesica
Llamar a Clínica TREI